Danzaterapia con Ami Lusambo

Como todo el personal del Hospital y la Fundación Panzi, Amina Lusambo (conocida cariñosamente como Ami por sus colegas) ha visto a demasiadas mujeres jóvenes y niñas enfrentarse a las devastadoras consecuencias de la violación como arma de guerra.

En Panzi, las supervivientes recibían atención médica y psicológica, pero seguían abatidas. El trauma y el estigma que habían soportado les atrapaban en un estado de silencio. Sobrevivientes de tan solo ocho años no podían procesar lo que les había sucedido y no sabían cómo expresarse.

Ami se dio cuenta de que la danza era una forma de que los supervivientes volvieran a conectar con sus cuerpos y que podía ser un método sostenible para hacer frente a los síntomas del TEPT, la depresión y la ansiedad. La danza también se convirtió en una plataforma para que los supervivientes establecieran relaciones con otros supervivientes que comprendían sus experiencias y su dolor.

"Se puede hacer más en un mes de danza que en tres meses de psicoterapia".

Aunque Ami ha sido testigo de los beneficios de la terapia de la danza durante años, la comunidad científica está reconociendo ahora formalmente los beneficios de las terapias basadas en el movimiento, especialmente cuando se aplican a quienes sufren de TEPT.

Las mujeres participan en la terapia de danza como parte del pilar psicosocial de Panzi.

Ami ha bailado con unos 400 supervivientes, la mayoría de los cuales tienen entre 11 y 20 años. Le apasiona especialmente trabajar con niños supervivientes.

"Cuando un niño grita, debe conmoverte como si fuera tu propio hijo", dijo con rotundidad, subrayando el papel de nuestra responsabilidad colectiva.

Además de dirigir la terapia de danza, Ami se está formando para convertirse en psicóloga clínica. Para contrarrestar el desgaste emocional que afecta a muchos psicólogos que trabajan con supervivientes, Ami considera las sesiones de danza como su propia forma de terapia.

"Es responsabilidad de todos alzar la voz de los supervivientes".

Ami sigue manteniendo el contacto con muchas mujeres que bailaron junto a ella. Algunas se han enamorado, se han casado y han tenido hijos. Aunque el trabajo es desafiante y emocionalmente exigente, su creencia en nuestra responsabilidad colectiva de apoyar a las supervivientes la hace seguir adelante.

Amina Lusambo es la instructora de danzaterapia de Panzi y actualmente se está formando como psicóloga clínica.

Haga clic aquí para saber más sobre el modelo de curación holística de Panzi, incluido el pilar psicosocial.

Contenido relacionado

Déclaration du Dr. Denis Mukwege sur le récent accord UE-Rwanda sur les minéraux de conflit

Avec le protocole d’accord signé le 19 février entre l’Union Européenne (UE) et le Rwanda pour favoriser le développement de chaînes de valeur « durables » et « résilientes » pour les matières premières, aussi appelées minerais des conflits ou de sang, l’exécutif européen atteint non seulement le paroxysme du cynisme en matière de géostratégie, […]

Statement of Dr. Denis Mukwege on the Recent EU-Rwanda Agreement on Conflict Minerals

With the memorandum of understanding signed on February 19 between the European Union (EU) and Rwanda to promote the development of “sustainable” and “resilient” value chains for raw materials, also known as conflict or blood minerals, the European executive is not only reaching the height of cynicism in terms of geostrategy, but is once again […]

16 Days of Activism at Panzi Foundation

The annual international 16 Days of Activism Against Gender Violence campaign takes place November 25 to December 10. This year, Panzi will carry out a series of activities around the theme Unite Together: Investing to prevent violence against women and girls. Below you will find ways in which we will participate in this year’s campaign.  […]